domingo, 3 de marzo de 2013

Tumbada


De nuevo estaba tumbada, mirándole, observando cada gesto que hacía, escuchando su respiración mientras que recordaba... 

Tan sólo hacía un instante que me había amado; desposeído de mi voluntad, haciéndome su esclava, y sin embargo toda esa furia incontrolable, era ahora un manantial en reposo, tierno, y hasta podría decir que delicado. 

Tumbada estaba a su lado, tímidamente le mirada, mientras que el recuerdo, el deseo, de mí se apoderaba. ¿Y si le despertaba? ¡Qué vulnerable parecía!, hasta me daba respeto, respirar, por si me oía, tan sólo quería volver a sentir su respiración, como cada noche, al compás de la mía... 

¡Sí!, era eso lo que quería, respirar a su lado, como cada noche, para sentirme viva...

 

Escrito por: 
Eva Mª Maisanava Trobo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi lista de blogs