viernes, 8 de marzo de 2013

Aullando en libertad.

Quien te iba a decir que esa rosa que compraste en las Ramblas, mientras que ibas de camino a tu trabajo, iba a ser la "protagonista", esta noche, de tu fantasía.

Pensabas que todo, se había quedado en un "asalto" má
s, la otra noche. Estabas convencido, que la aprendiz de loba, no volvería a salir de caza.

¿Pero todavía andas con pensamientos antiguos? ¡Por favor!, por más que quieras "controlarme", nunca lo conseguirás, nací libre, disfruté aullando, mientras que al compás de mis movimientos me iba entregando.

Y ahora... Estamos aquí, después de tu exhausta jornada laboral, frente a frente. Y esa rosa, que inocentemente compraste, va a ser quien acaricie mi cuerpo, porque hoy... No te voy a dejar que me acaricies, quiero que sufras, que ardas en deseo, que no aguantes más y entonces, saques a ese lobo, con el que podré aullar.

¡Siéntate!, no quiero que me toques, solamente quiero que observes; hoy será una rosa, la que me acariciará. ¿Sorprendido? ¿Molesto?, amor...Controla tus deseos, no quiero que sea una noche más... Quiero que por fin entiendas que soy libre, para decidir cuando y con quien aullar.
 
 
Escrito por:
Eva Mª Maisanava Trobo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi lista de blogs