jueves, 28 de febrero de 2013

Te esperaré...


Han pasado muchos años, tú hiciste tu vida y yo la mía. Es ahora cuando por avatares de la vida, volvemos a estar juntos. Reapareciste en mi vida el día de Navidad. Fue duro admitir, que no recordaba, nada, nada de ti. Y sin embargo, me siento extrañada al saber que durante cuatro años, no has dejado de pensar en mí. Tal vez sea el destino quien nos ha mandado este tren, cierto es que podemos subirnos rápidamente en él, pero... Tal vez el trayecto, sería ajetreado, complicado y con un final poco afortunado. 

¿Qué te parece si nos quedamos en el andén?, caminando de la mano, ¡si!, conociéndonos; para cuando llegue el momento, subirnos al tren y viajar eternamente enamorados.

Es complicado tomar esta decisión, cuando en mi interior, hay un mundo de pasiones; quizás resabios de anteriores relaciones, y ahora ver el estanque calmado, me descuadra.

Pero los días, me han hecho pensar, que vale la pena esperar. Quizás no estés preparado. Me enorgullece y me enrojece a la vez, que puedas pensar que soy un reto intelectual para ti. Pero no soy nada especial, pese a que pienses que es difícil encontrar a una mujer inteligente y con inquietudes por la cultura, no lo veo así. Pero siempre respetaré la opinión que tienes de mí, y que sin duda es un gran halago para mí.
 
Pero no tengas miedo a volar, a sentir y porque no... A Amar; solamente así sabrás si te sirvió de algo volverme a llamar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi lista de blogs