viernes, 26 de octubre de 2012

Huyendo de mí, y de eso que llaman Amor.

 
De repente me di cuenta, que nuevamente estaba huyendo. Y no de él, ni por nada que me hubiera hecho. Es más, estaba huyendo de mí misma. Quizás porque no quería que de nuevo se apoderase de mí, para otra vez marcharse y dejarme vacía. Y llevo años, años huyendo... ¡Quiero amar y me da miedo! ¡Quiero sentirle y me da pánico! ¡Quiero coger el vuelo, pero no tengo alas! No tengo alas porque me falta valor. Y no me refiero a ningún hombre, sino a eso que llamar "amor". Pero... No creo en un amor convencional, donde te juran amor eterno, así sin más. Creo en que dos personas se besen porque lo deseen, se vean porque se extrañen y se amen porque se necesiten. Pero... No quiero que alguien me vea sólo por un compromiso, un anillo o un juramento. Prefiero amar y que me dejen volar... ¿Hay alguien que abogue con mí forma de pensar?
 
Eva María Maisanava Trobo
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi lista de blogs