martes, 9 de octubre de 2012

Desnuda, pero vestida con la verdad.




Cansada de tanta falsedad, de esas máscaras que muchos llevan de cara a la sociedad. Decidí desnudarme para sentirme vestida con la verdad, ésa que muchos ocultan detrás de un disfraz. Y me sentí llena, sincera, pletórica. Aunque sentí miradas lascivas, comentarios repulsivos e indignos de repetir. ¿Pero dónde estaba la verdad?, en mí, que estaba desnuda y vestida con la verdad, o en aquellos que iban disfrazados de señores, murmurando y llenos de maldad. Yo prefiero seguir desnuda y con el alma vestida, que disfrazada de absurdas mentiras. ¿Y tú? 

 

Eva María Maisanava Trobo (Rubizul)
9 de octubre del 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi lista de blogs